24/04/2019

Se cierra la encuesta del Ascenso

Hace 2 meses

Se cierra la encuesta del Ascenso

Tenés tiempo hasta las 22 de este viernes para votar. Chicago y Chacarita están palo a palo. ¿Quién es hoy el más grande del Ascenso? Apurate, dejá tu voto...

Tenés tiempo hasta las 22 de este viernes para votar. Chicago y Chacarita están palo a palo. ¿Quién es hoy el más grande del Ascenso? Apurate, dejá tu voto...

Poco, muy poco falta para el cierre de la encuesta de Olé que busca al más grande de los equipos que hoy juegan en el Ascenso. Hay tiempo hasta las 22 de este viernes para elegir, y esta historia ya se convirtió en un verdadero clásico. Con casi 198.000 votos, Nueva Chicago y Chacarita están palo a palo, cortados de los otros 19 equipos que propuso el Diario para la elección. El Torito, hasta el momento, lleva la delantera por la mínima diferencia (1%) y habrá que ver si esta tendencia puede modificarse en el final de la votación.

Más allá de los números que bajan de las tribunas vía web, estos dos equipos también tienen una larga historia en el campo de juego. Profesionalmente se enfrentaron por primera vez el 11 de octubre de 1925, cuando el Verdinegro ganó 2-0 por el torneo amateur de la Asociación Argentina. A su vez, jugaron un total de 47 encuentros y, es acá donde el Funebrero saca la diferencia, ya que cosecha 20 triunfos, mientras que los de Mataderos suman apenas 12. ¿Cantidad de empates? 15.

Y como frutilla del postre de este tremendo clásico, no debemos olvidar la infartante Promoción de la B Nacional y la Primera B del 2012, en la cual el Torito consiguió el ascenso. En el primer choque ganó 1-0 y en el segundo, en San Martín, pasó de todo. Empató 1-1 en un final que quedará en la memoria futbolera por años. Con tiempo cumplido, Leandro Testa tocó la pelota con la mano en el área luego de un centro desde la izquierda. Era la última jugada de la tarde. Damián Toledo fue el encargado de patear el penal que podía hacer que Chaca mantuviera la categoría, porque un 2-1 le hubiese permitido utilizar la ventaja deportiva, pero... Fue el día del arquero. Apareció una mano salvadora. Sí, Damián Monllor detuvo el remate del volante e hizo vivir un momento increíble en el banco de Chaca: el entrenador Salvador Pasini creyó que la pelota había entrado y salió corriendo a festejar el gol, que significaba la salvación de Chaca. Sin embargo, después de unos segundos se dio cuenta de que el arquero rival se había quedado con la esperanza de todos los hinchas que estaban en el estadio. Y el Tano se desplomó. Fue tragicómico. Del éxtasis total a la depresión pura. Fue el ascenso de Chicago a la B Nacional. Vibrante como la encuesta Olé

x

Ver noticia en Olé

Temas Relacionados: