23/06/2017

Héctor Velázquez llegó a Grandes Ligas

Hace 1 meses

Héctor Velázquez llegó a Grandes Ligas

El lanzador mexicano Héctor Velázquez debutará en las Grandes Ligas con los Medias Rojas de Boston MLB. 

El lanzador mexicano Héctor Velázquez debutará en las Grandes Ligas con los Medias Rojas de Boston MLB. 

El camino más común para llegar a Grandes Ligas es haber crecido y jugado en Estados Unidos, pasando por los distintos niveles de escolaridad, llamando la atención de algún equipo y siendo firmado para desarrollarse en sus sucursales. Aun así, aunque es la vía más común, no asegura que llegará el llamado del primer equipo. El otro sendero que puede llevar al beisbol de Estados Unidos es jugar en México y llamar la atención de alguna escuadra ligamayorista, quien se pone en contacto con el equipo, se da un acuerdo y se le abren las puertas para irse a probar.

Fue por la segunda vía por la que Héctor Velázquez va a cumplir este jueves su sueño de ser lanzador ligamayorista, ya que es el pitcher abridor que los Medias Rojas van a enviar al centro del diamante para enfrentar a los Atléticos de Oakland.

El 11 de agosto de 2016 lanzó con los Acereros de Monclova, en enero de 2017 fue nombrado Pitcher del Año de la Liga del Pacífico, en febrero jugó con México en la Serie del Caribe, el 18 de febrero su contrato fue comprado por los Medias Rojas de Boston y el 26 de febrero estaba lanzando en su primer juego de Spring Training, frente a las Rayas de Tampa Bay. Ahora, el 18 de mayo, estará debutando como lanzador de Grandes Ligas.

Así es como cambió el camino de Héctor Velázquez en 10 meses, un recorrido que hoy lo va a llevar del dugout del equipo visitante en el Estadio Alameda de Oakland al centro del diamante.

"Nos gusta su comando", explicó John Farrell, manager de los Medias Rojas. "La habilidad que tiene para lanzar en la zona de strike, el buen control, en general nos agrada el desempeño que está teniendo ahí. Tenemos varios brazos zurdos por eso el contar con un derecho nos da un look diferente".

Desde que llegó al equipo en febrero durante los Entrenamientos de Primavera, se perfilaba para ser llevado a sucursales para en algún momento de necesidad, llamarlo al primer equipo. Y así fue.

Luego de cinco apariciones en Spring Training, donde tuvo números de 0-3, con 11 innings de trabajo, en los que le hicieron 11 anotaciones, con 11 ponches, fue enviado al equipo Triple A en Pawtucket.

En ese lapso el equipo le dio juego para que pudiera adaptarse a lo que vería, pitchers de Grandes Ligas con un nivel de juego que no está acostumbrado a ver.

"Es un pitcher que tira strikes y que sabe mover la bola alrededor del plato. Hubo muchos turnos donde demostró que puede mantener la pelota abajo, con lo que debe de trabajar en cambiar el nivel donde los bateadores ven pasar la pelota, será algo en lo que necesitará ajustarse", explicó Farrell durante el Spring Training.

Una de las preocupaciones que se tenían era la carga de trabajo sobre su hombro, ya que había llegado al Spring Training con 131 innings lanzados en la Liga Mexicana, 85 en la Liga del Pacífico y 30 entradas en la Serie del Caribe, pero el trabajo que hizo en Triple A no solo confirmó que su brazo está en buena condición, sino que tiene cosas para aportar.

El derecho nacido en Ciudad Obregón trabajó cinco aperturas, en las que lanzó 29 innings, admitiendo solo cinco carreras limpias, con cinco pasaportes y 20 ponches. Esa labor le dio un PCL de 1.55.

Lo anterior le hizo saber al staff de coacho de los Medias Rojas que tienen un brazo que les puede ayudar pero la pregunta era, ¿cuándo usarlo? El acomodo de su rotación les abrió un hueco para que hoy lance el mexicano y mañana lo haga Chris Sale en Chicago. El plan podría ser darle una o dos aperturas al depender de cómo vaya la recuperación de David Price, quien no ha lanzado esta temporada por un problema en su codo izquierdo.

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: