19/11/2017

Se desvió en sus objetivos

Hace un año

Se desvió en sus objetivos

La taekwondoín mexicana sufrió un declive en los Juegos Olímpicos de Río 2016; ahora, buscará clasificarse a la siguiente máxima justa deportiva de Tokio

La taekwondoín mexicana sufrió un declive en los Juegos Olímpicos de Río 2016; ahora, buscará clasificarse a la siguiente máxima justa deportiva de Tokio

La taekwondoín Briseida Acosta reconoció que en los dos últimos años del ciclo anterior, que culminó en Río de Janeiro 2016, su nivel competitivo sufrió un declive, lo cual la mermó de estar en esa justa, donde María Espinoza se quedó con ese lugar.

Durante los dos primeros años, Acosta logró preseas importantes como la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Puebla 2013, el bronce en el Grand Prix de Manchester 2013, la plata en el Grand Prix de Suzhou 2014 y el oro en el Campeonato Panamericano de Aguascalientes 2014. Así, la sinaloense se mantenía dentro de los cinco primeros lugares del ranking olímpico, en la categoría de más de 67 kilogramos, y todo parecía suponer que sería ella la candidata para ir a Río 2016.

Sin embargo, en 2015 comenzó a dejar ir medallas importantes y solo las obtenía en los Abiertos Internacionales, torneos que otorgaban menos puntos que los demás certámenes, incluso no asistió a los Juegos Panamericanos de Toroonto 2015, los cuales otorgaban 40 unidades.

María Espinoza, a su vez, comenzó a recuperar terreno tras obtener la plata en Toronto y esa misma medalla en el Grand Prix final de la Ciudad de México. Así, Briseida no supo reponerse y fue perdiendo lugares en el ranking y con ello desapareció de los ocho primeros lugares, mientras María sumó las unidades necesarias para meterse en la zona de clasificación y quedarse con el lugar asignado a México.

En este año, la Federación Mexicana de Taekwondo hizo un control interno en el que Briseida y María pelearon ese boleto, pero Espinoza no dejó que le arrebataran ese pase que ella misma consiguió. De esta forma, Acosta vio frustrado su sueño de ir a una justa olímpica.

"Es como todo en la vida, hay bajadas y subidas donde a veces te repones. En mi caso, a lo mejor no supé cómo manejar el buen paso que tenía, o simplemente creí sentirme bien, pero estaba mal planteado el objetivo. Ese momento ya pasó, y si me quedo pensando en por qué me fue tan bien en la primera mitad del ciclo y en la segunda no, me quedaría estancada. Tal vez algo cambio en mí, pero no me queda más que seguir adelante, ya que antes del Campeonato Mundial del siguiente año tendremos el Nacional en enero, el cual es importante para retomar tu lugar en la selección", declaró Acosta.

Después de esa experiencia, la deportista, quien cuenta con 23 años de edad, señaló que llegará con mayor madurez en este nuevo ciclo olímpico.

"Más que nada, rescato todo el aprendizaje que tuve, la subidas y bajadas de este año fue un paso importante para madurar, ahorita me gusta que estoy más calmada y pienso más las cosas. Son otros cuatro años de lucha ya que desde el inicio del ciclo debes ir colectando poco a poco los puntos para el ranking olímpico. Estoy muy consciente de que viene gente detrás de nosotros, que es buena y que tiene ranking internacional, pero quien trabaje más será el atleta que esté presente en los eventos importantes. Yo voy a trabajar para llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y sé que puedo, ya que hay cosas que con la edad vas entendiendo".

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: