20/09/2018

Mundial 2018 | Croacia activa un plan alternativo y accede a la final

Hace 2 meses

Mundial 2018 | Croacia activa un plan alternativo y accede a la final

Un gol de Mario Mandzukic en la prórroga permitió a Croacia alcanzar la final del Mundial de Rusia. Aunque Inglaterra desactivó a la pareja Modric-Rakitic y llegó a ponerse por delante, los balcánicos se aferraron al liderazgo de Ivan Perisic y (...)

Un gol de Mario Mandzukic en la prórroga permitió a Croacia alcanzar la final del Mundial de Rusia. Aunque Inglaterra desactivó a la pareja Modric-Rakitic y llegó a ponerse por delante, los balcánicos se aferraron al liderazgo de Ivan Perisic y (...)

De los 11 goles que hasta el partido de esta noche había marcado Inglaterra, sólo tres habían sido fruto del juego corrido; el resto habían llegado gracias a acciones a balón parado. Aunque seguramente Zlatko Dalic se esforzó por convencer a sus pupilos de la necesidad de no conceder demasiadas opciones de este tipo a su rival, lo cierto es que a los apenas 15 minutos de juego, Croacia ya había permitido una falta en en borde del área y un par de córneres.

Los saques de esquina acabaron en sendos cabezazos del imparable Harry Maguire que se perdieron cerca de los palos, y el libre directo desde la frontal (minuto 4), en el fondo de la portería de Danijel Subasic. Su autor, un seguramente inesperado Kieran Trippier, lateral que en este torneo está demostrando que es capaz de correr la banda sin descanso, defender con solvencia, centrar con criterio y golpear al balón con suma precisión. El de Bury, por cierto, se estrenó como goleador con el combinado nacional.

Pero los three lions hicieron mucho más que sacar partido a su indudable dominio del balón parado. Durante el primer acto, su presión defensiva fue tan alta que apenas hubo noticias de Luka Modric e Ivan Rakitic. Y sin esta pareja, los croatas son un equipo menor, un conjunto que sufre para llegar hasta el área rival y que apenas es capaz de crear peligro. En este sentido, no es que los británicos creasen muchas ocasiones más que las ya citadas, pero las dos que tuvieron fueron muy claras. Si Jesse Lingard y en especial Harry Kane hubiesen estado más acertados, el choque bien podría haber alcanzado el descanso con el marcador casi visto para sentencia.

Igualmente, durante estos primeros 45 minutos, los de Gareth Southgate explotaron la velocidad de Sterling, la movilidad de Dele Alli y Lingard y la capacidad de sus laterales para sumarse al ataque. Es decir, fueron casi un tormento para una Croacia que no encontró su espacio y que, además, gastó muchas energías protestando al casi siempre desquiciante colegiado Cuneyt Cakir.

Ivan Perisic resucita a Croacia y envía el partido a la prórroga

A falta de Modric y Rakitic, fue el hasta este choque tímido Ivan Perisic quien tomó definitivamente las riendas de Croacia en el segundo acto. El extremo del Inter de Milán, mucho menos marcado que sus dos compañeros de la medular, se aprovechó de su habilidad para encontrar espacios y comenzó a pone en jaque a una defensa inglesa que hasta entonces apenas había pasado apuros. Gracias a su insistencia, los balcánicos empataron en el minuto 65 y a punto estuvieron de ponerse incluso por delante dos minutos después, merced a un nuevo disparo del futbolista de Split que se acabó estrellando a la madera.

Como el fútbol tiene mucho de estado de ánimo, este par de acciones sirvieron para voltear completamente el sentido del encuentro. De repente, Inglaterra se echó a temblar y se percató de que al no haber matado el partido en el primer acto, ahora corría el riesgo de quedarse sin final. Los balcánicos, por su parte, experimentaron el proceso contrario y, también casi sin preverlo, recuperaron todas sus opciones de alcanzar ese último y definitivo encuentro.

Hasta el fin del tiempo reglamentario, Croacia siguió creciendo de acuerdo a ese plan alternativo diseñado por Perisic; mientras que Inglaterra, aunque encontró algo de alivio con la entrada de Marcus Rahsford, continuó perdiendo fuelle y dando síntomas de una inesperada debilidad. Eso sí, el marcador no se movió y el partido desembocó en la consecuente prórroga.

Croacia completa la remontada

El primer periodo del tiempo extra deparó un inesperado dominio de Inglaterra y dos ocasiones muy claras, una para cada equipo. La de los británicos la desbarató Sime Vrsaljko, al despejar sobre la línea un cabezazo de John Stones, y la de los croatas un Jordan Pickford que se jugó el tipo para evitar con la pierna un remate a bocajarro de Mario Mandzukic.

Como ya había ocurrido en los 90 reglamentarios, Croacia recuperó el balón tras la pausa y volvió a crecer. Por eso, apenas resultó extraño que en el 109, un balón aéreo bien peleado por el omnipresente Perisic cayese en los pies de un atento Mandzukic que, con precisión, acabó subiendo al marcador el 2-1 definitivo. Aunque tal vez la tanda de penaltis habría sido el desenlace más justo para este partido, los de Dalic no se dejaron sorprender y certificaron su pase a la primera final de su historia. Inglaterra, que durante grandes fases del choque fue superior a su rival, deberá conformarse con la pelea por el tercer puesto.

MVP | Ivan Perisic aparece en el momento justo

Aunque venía firmando un torneo más bien gris, el extremo Ivan Perisic escogió un momento más que decisivo para dar un paso al frente y exhibir todo el talento que lleva dentro. En un choque donde casi no había noticias de Ivan Rakitic y Luka Modric, el de Split asumió el mando de las operaciones y terminó provocando la remontada que sitúa a los suyos en la final del Mundial.

Ver noticia en Fichajes.com

Temas Relacionados: