24/06/2018

Mundial 2026: un anuncio que llegó en el peor momento

El pasado Miercoles 13

Mundial 2026: un anuncio que llegó en el peor momento

La oficialización de que Estados Unidos, Canadá y México serán sede de la Copa del Mundo  cayó justo cuando la relación entre esos países es dramática. La buena noticia llegó en el peor momento. Este miércoles se anunció que Estados Unidos, Canadá y México serán sede del Mundial 2026, justo cuando la

La oficialización de que Estados Unidos, Canadá y México serán sede de la Copa del Mundo  cayó justo cuando la relación entre esos países es dramática. La buena noticia llegó en el peor momento. Este miércoles se anunció que Estados Unidos, Canadá y México serán sede del Mundial 2026, justo cuando la

La buena noticia llegó en el peor momento. Este miércoles se anunció que Estados Unidos, Canadá y México serán sede del Mundial 2026, justo cuando la relación entre los países norteamericanos está en uno de los niveles más dramáticos de la historia, plagada de inéditos insultos, amenazas y una guerra comercial de alcances insospechados. A pesar de todo, el fútbol parece estar por encima de las divisiones.

Hay un protagonista excluyente en esta tumultuosa relación: Donald Trump, el presidente de Estados Unidos. Desde que asumió, en enero de 2017, ha impuesto una insólita tensión con sus vecinos a través de varios frentes.

Donald Trump es el protagonista excluyente de la tumultuosa relación (AFP).

Donald Trump es el protagonista excluyente de la tumultuosa relación (AFP).

En primer lugar, dijo que el NAFTA (el tratado de libre comercio entre EE.UU., México y Canadá) era un acuerdo “inservible” y, luego de décadas de funcionamiento, ahora está en plena etapa de revisión, con intenciones estadounidenses de imponer cláusulas que desesperan a México y Canadá.

Con México, además, está el tema de la construcción del muro en la frontera para frenar la inmigración. En plena campaña, Trump acusó a su vecino del sur de mandar a este país a "drogadictos, criminales y violadores". El estadounidense quiere que los mexicanos paguen por la construcción del muro y por este tema ya se ha peleado personalmente y por Twitter con el presidente Enrique Peña Nieto.

También existe una confrontación inédita con Canadá, que se manifestó con crudeza en la Cumbre del G7, el último fin de semana en Quebec, cuando Trump se fue antes e insultó al primer ministro canadiense Justin Trudeau, acusándolo de ser "muy débil y deshonesto". Algunos de los asesores de la Casa Blanca llegaron a decir que el premier era un "traidor" que había "clavado un cuchillo en la espalda" a Estados Unidos. También que "existe un lugar en el infierno para él".

México y Canadá también están furiosos porque Trump no los perdonó por los aranceles a la importación de acero y aluminio que impuso para todos los países. Algunos fueron exceptuados, como la Argentina. Los vecinos de Estados Unidos advirtieron que lanzarán represalias e impondrán tarifas a productos estadounidenses.

Mirá también

La FIFA cambia el método para elaborar su ránking

La presentación de la candidatura al Mundial sucedió el 10 de abril de 2017, cuando la guerra entre los vecinos aún no estaba claramente desatada. Sin embargo, han tratado en este caso de mantenerse al margen de las disputas. Cuando se lanzó la postulación, el entonces presidente de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, Sunil Gulati, aseguró que la triple candidatura contaba con el "total apoyo" de Trump y dijo que estaba "especialmente satisfecho" de unir a México en esta iniciativa.

Fiel a su estilo, Trump incluso presionó al mundo con varios tuits de tono amenazante a lo largo del año. "Sería una pena que los países a los que siempre apoyamos fueran en contra de la propuesta de los Estados Unidos. ¿Por qué deberíamos apoyar a estos países cuando no nos apoyan, incluso en las Naciones Unidas?", escribió en su cuenta a finales de abril. Poco después, tras una reunión en la Casa Blanca con el presidente de Nigeria, dijo: "Espero que todos los países africanos y del resto del mundo apoyen nuestra candidatura con Canadá y México para la Copa del Mundo 2026. Estaremos mirando muy de cerca y cualquier ayuda que nos den será apreciada".

Ahora que la candidatura se concretó, les toca a los tres países comenzar con los detalles de este nuevo desafío deportivo a tres bandas, con o sin la ayuda de Trump. Al presidente le interesa poco el fútbol --es más bien fan del golf, el básquet y el fútbol americano--, pero sabe que detrás de un Mundial hay buenos negocios.

Alphonso Davis, de la selección de Canadá, Brianna Pinto de la Sub 20 femenina de Estados Unidos y Diego Lainez, del Sub 21 de México, tras el anuncio de este miércoles (EFE).

Alphonso Davis, de la selección de Canadá, Brianna Pinto de la Sub 20 femenina de Estados Unidos y Diego Lainez, del Sub 21 de México, tras el anuncio de este miércoles (EFE).

Siempre tan efusivo y ampuloso en sus declaraciones, al conocerse la noticia esta vez Trump fue parco en entusiasmo: "Estados Unidos, junto con México y Canadá, acaban de conseguir la Copa Mundial. Felicitaciones: una gran cantidad de trabajo", tuiteó esta mañana.

Es cierto que cuando se celebre la cita tripartita de 2026, Trump ya no estará en el poder. Por más que sea reelecto, deberá dejar la Casa Blanca dos años antes. Este jueves cumple 72 años y será un octogenario cuando comience a rodar la pelota en Estados Unidos. Pero el grueso de las negociaciones puede ocurrir durante su mandato.

Mirá también

La pelota saltará el muro: el Mundial 2026 se jugará en EE.UU., México y Canadá

La tarea titánica es ahora de los presidentes de las federaciones, que tendrán que remar en un océano tumultuoso. "En los próximos ocho años, esperamos trabajar juntos con todas las partes de esta familia del fútbol -especialmente los aficionados en todos los lugares- para ser sede de una celebración del fútbol que el mundo nunca ha visto", dice la declaración firmada por los dirigentes de cada país.

Mirá también

Cómo avanza Argentina hacia el Mundial 2030 y cómo Chiqui Tapia se hace fuerte en la Conmebol

Intentan que, más allá de Trump, el fútbol contribuya a unir a los países y los pueblos.

EE.UU. Corresponsal

Ver noticia en Trending

Temas Relacionados: