17/02/2019

Liga MX: La resiliencia de Bruno Marioni con Pumas

Hace una semana

Liga MX: La resiliencia de Bruno Marioni con Pumas

El estratega de Pumas cuenta con motivos suficientes para aprovechar su actual oportunidad al frente de Universidad, como ocurrió cuando arribó a CU

El estratega de Pumas cuenta con motivos suficientes para aprovechar su actual oportunidad al frente de Universidad, como ocurrió cuando arribó a CU

En una de sus múltiples y citadas doctrinas, Friedrich Nietzsche aseguraba que: “El hombre tiene más carácter cuando persigue su destino con fuerza, aferrándose a su objetivo con temperamento”… Este enunciado podría relacionarse con el vínculo especial que tiene Bruno Marioni con Pumas y no es precisamente el del éxito vivido como jugador, pues se trata de un campeón de Liga y del último monarca anotador en torneos cortos para la institución.   

Hoy, timonel de Universidad Nacional, donde fue ídolo, Marioni tiene consigo una primera gran oportunidad como estratega, Pumas vuelve a representar el oasis que le significó a finales del 2003, tan solo con su llegada al Pedregal, después de varios años deambulado entre descontentos e inestabilidad, dentro y fuera de la cancha. Su carrera parecía en descenso, hasta que la noticia del club mexicano y un préstamo por seis meses le motivó al máximo.   

“Estaba en el Tenerife, pero la realidad es que el presidente del club habló conmigo, el equipo ya estaba en Segunda División y no me podían pagar ni mi sueldo; doné parte de mi contrato, con el fin de que me dieran mi libertad para encontrar equipo. Así apareció un préstamo con Independiente, donde apenas marqué dos goles… Para esto, yo ya había hablado con José Luis Calderón, que trataba de persuadirme para venir. Se conjuntó todo y apareció Pumas”, relataba Bruno para JugoTV.   

“Es la pieza que nos faltaba para pelear por el campeonato”, llegó a decir Hugo Sánchez, entonces entrenador de la escuadra auriazul. A aquella plantilla en la que Marioni recaló, que ya tenía año y medio conjuntándose y reforzando su ideología, la presencia y constante gol del argentino terminó por caerle perfecto, complementando al conjunto y potencializando el ataque. “Todo se dio muy bien, en México encontré todo lo que no tenía antes; fue una especie de paraíso”, advierte el DT actual.   

La armonía de Marioni instalado como centro delantero de los Pumas se tradujo en 16 anotaciones en la fase regular del Clausura 2004, el título de goleo, luego de 17 encuentros disputados, además de otras dos dianas en la Liguilla, donde Universidad conquistó el primero de dos campeonatos al hilo. Con Hugo Sánchez en el timón, Bruno encontraba su sitio, lejos de Argentina. “Me sentí en casa, fueron meses increíbles; el equipo que teníamos estaba muy motivado”, remata el ex ariete. 


El actual escenario 

Como en aquellas épocas en las que Facebook apenas era una red social incipiente y el bicampeonato de Pumas comenzaba a gestarse, Universidad Nacional representa un todo para Marioni. Bruno llega al relevo de David Patiño, luego de un cese impaciente, que parecía acarrear más razones por la eliminación ante América el torneo pasado, que por el presente Clausura 2019. Su oportunidad le llega sin experiencia en máximo circuito, aunque con un paso previo en el Ascenso, con Venados de Mérida.   

“Sé perfecto cuál es el ADN de Pumas, qué se necesita para que este equipo esté en los primeros puestos. Hablamos de un grande del futbol mexicano y como tal se le tiene que ver”, arremetió el mismo Marioni en su primer contacto con la prensa, en su presentación. Días más tarde, con ocho canteranos como titulares, saltó a la cancha del estadio Olímpico de CU, le arrebató un empate de último minuto a Monterrey, y recalcó: “Con esta garra saldremos adelante; es lo que tenemos que repetir”.   

Hasta el momento, con tres partidos dirigidos entre Liga y Copa, Marioni ha comenzado a disipar dudas sobre sus credenciales. Bruno tomó a un equipo débil anímicamente y recompuso su andar. Pumas se impuso por 1-2 al Atlas en la competencia copera, mientras que en el certamen liguero acumula un triunfo y un empate, frente a Querétaro y Monterrey, respectivamente. Ahora le espera el América, como su primera gran prueba. 

Ver noticia en Milenio Deportes

Temas Relacionados: