16/12/2018

Las víctimas del Draft

Hace 6 meses

Las víctimas del Draft

Desde que se instauró, decenas de jugadores han sido vendidos a otros equipos sin su consentimiento; recordamos los casos más sonados.

Desde que se instauró, decenas de jugadores han sido vendidos a otros equipos sin su consentimiento; recordamos los casos más sonados.

MÉXICO -- El draft del futbol mexicano, que se celebra al culminar el año futbolístico, ha sido criticado por la forma en la que realizan las transacciones, pues en algunas de ellas los jugadores no son considerados para definir su futuro o se enteran de que tienen un nuevo equipo a través de los medios de comunicación, no por parte de su directiva.

Apenas en la segunda edición que se celebró en 1991 surgió públicamente el primer inconforme por el sistema. En aquel entonces se había pactado que en caso de que más de un equipo estuviera interesado por el mismo futbolista, el club que había terminado el torneo en la peor posición sería el beneficiado.

Por lo anterior, Alberto García-Aspe pasó de Pumas al Necaxa, esto a pesar que el mediocampista ya había acordado firmar con Cruz Azul, pues los Rayos terminaron en el escalón 14, mientras que la Máquina fue tercero.

Años después, José Antonio Noriega, que formaba parte de Monterrey, dejó de jugar seis meses debido a que no quiso jugar en Veracruz cuando estaba apalabrado con Atlante. El jugador estaba en su casa cuando se enteró que había sido transferido a los Tiburones, de inmediato viajó a la sede del draft para solucionar su futuro. Al final hizo pretemporada con los jarochos, pero no hubo arreglo por lo que se alejó de las canchas por medio año.

Para la octava edición, en 1997, hubo tres jugadores inconformes. El primero de ellos fue Cuauhtémoc Blanco, quien se encontraba concentrado con la Selección Mexicana en Bolivia, donde se celebró la Copa América de ese año. Desde tierras sudamericanas y por medio de la prensa fue que el futbolista se enteró que dejaría al América para llegar al Necaxa. Situación similar vivió el colombiano Iván René Valenciano, quien pasó de Veracruz a Morelia sin su consentimiento, supo su futuro por los medios de comunicación.

El otro afectado fue Adolfo Ríos, quien estuvo a punto de ser también víctima de la multipropiedad. El guardameta se enteró por fuentes externas que había sido transferido del Veracruz al Morelia, equipos que pertenecían a los mismos dueños. Al final pudo solucionar su situación y terminó por ir al Necaxa.

En el 2009, David Toledo supo vía medios de comunicación que Pumas lo había transferido para jugar con Tigres, al final el futbolista se pudo arreglar con el equipo de Nuevo León para concretar la firma.

El draft del 2016 tuvo muchos jugadores inconformes, unos pudieron zafarse de la negociación, pero otros tuvieron que obedecer lo que los directivos habían dictaminado sobre su carrera.

Pumas fue el eje central de aquellos problemas, pues se desprendió de Daniel Ludueña, Dante López e Ismael Sosa. Los primeros dos tenían como destino el Ascenso MX, el “Hachita” pudo rechazar la oferta para irse al Talleres de Córdoba de Argentina; mientras que el paraguayo tuvo que ir a los Cañeros, debido a que no encontró equipo.

Por otro lado, Sosa fue vendido a Tigres, el delantero, que era unos de los referentes de los universitarios, no quería dejar al equipo de la Ciudad de México a pesar de que ya existía acuerdo entre directivas. El argentino intentó permanecer en la institución de la UNAM, pero no pudo.

Raúl López conoció que el Guadalajara lo había vendido al Pachuca por medio de Twitter, el lateral reveló que al momento de verlo publicado en redes sociales se puso en contacto con su representante, mismo que le confirmó la noticia.

En la historia del draft muchos jugadores han sido víctimas por el sistema de transferencias que se usa en el futbol mexicano, algunos de ellos hacen pública su inconformidad, pero en otros casos en silencio acatan lo que los directivos deciden.

Ver noticia en ESPN: Fútbol Mexicano

Temas Relacionados: