15/11/2018

Los rebeldes del Toluca

Hace 6 meses

Los rebeldes del Toluca

Francisco Suinaga, presidente deportivo de Toluca, dice que aunque su escuadra no sea vista como favorita, tiene los argumentos para levantar el trofeo.

Francisco Suinaga, presidente deportivo de Toluca, dice que aunque su escuadra no sea vista como favorita, tiene los argumentos para levantar el trofeo.

El líder Toluca reclama credibilidad, lo hace desde su potestad de líder general, una condición que ganó en el campo y lo hizo con buen futbol, recuperando posiciones desde mitad de torneo hasta alcanzar el primer lugar de la clasificación y defendiéndolo en el terreno de juego, ahí donde se dirime al campeón.

Francisco Suinaga, presidente deportivo de los Diablos, habla claro, dice que “ahí están los números, pasa lo de siempre, que no nos dan como favoritos, pero este equipo tiene un ADN ganador, somos un equipo que ha trabajado bien y seguiremos por esa línea, con nuestro objetivo claro y haciendo lo nuestro aunque otros no lo vean”, dice vía telefónica desde Tijuana, donde el equipo ya está instalado para el juego de ida de su semifinal contra los Xolos.

Toluca es un reconocible, en ese proceso se hizo autocrítica a tiempo y se habló claro con los jugadores y el entrenador. “Somos profesionales y no creo en eso de leer cartillas, sino en una comunicación profesional”.

Suinaga llevó a Toluca a tres jugadores que eran vistos como conflictivos: Rubens Sambueza, Ángel Reyna y Luis Quiñones, tres tipos que se han comprometido con la causa y han sido piezas clave en sus aspiraciones.

RUBENS SAMBUEZA

Siempre ha tenido un aire de rebeldía, una palabra que encaja con él a la perfección, porque es un jugador que no huye al enfrentamiento, porque vive cómodo en el cara a cara.

Llegó a México en 2007 y siempre le acompañó esa fama de problemático, los árbitros le despachaban tarjetas a destajo. Y fue en América cuando aumentó esa fama.

Con las figuras autoritarias nunca ha logrado tener una buena química, en sus días en Coapa llegó a levantar la voz y señaló que se sentía perseguido. Es verdad que había días en las que engañaba, pero también otros en los que recibía leña a destajo.

Sambu es un tipo que cuenta con talento, esa chispa de desequilibrio que calienta a los rivales, porque va una y otra vez al cuerpo a cuerpo, le gusta el roce. En América se hizo capitán y demostró que tiene los galones y la presión no le asusta, sino le motiva y lo hace sacar su mejor versión.

Se marchó de América al final de 2016. Recaló en Toluca, a Hernán Cristante no le importó la fama de Sambueza, sino su talento futbolístico, estaba convencido que le quedaba juego por ofrecer y que podía mostrarlo con los Diablos.

Y Sambueza resurgió. El volante argentino se ha hecho uno de los líderes del equipo, porta el gafete y ha bajado su cuota de expulsiones, apenas una en tres torneos.

Francisco Suinaga, presidente deportivo de Toluca, habló del peso que hoy tiene Sambueza en el equipo y cómo ha reconvertido esa fama en un liderazgo dentro de los Diablos. “Con Rubens hablamos, él quería venir al club, había una fama que tenía y hubo cierta molestia porque se trataba de un referente americanista, pero ha demostrado en la cancha que es un jugador muy importante”.

ÁNGEL REYNA

El simple apodo de Ángel Reyna, Pleititos, basta para saber el temperamento que tiene este futbolista.

Criado en América, hay un episodio de Reyna que lo llevó a ser separado del club por mostrar un arma de fuego a uno de sus compañeros, por lo que de inmediato se le abrió la puerta de salida. Antes criticó al entonces capitán de las Águilas, Aquivaldo Mosquera, cuando lo llamó “capitán de agua”.

De América pasó a Monterrey donde no pudo trascender y tras un año se fue a Pachuca, donde tampoco echó raíces porque pedía ser el jugador mejor pagado del club, algo que no le fue cumplido.

En su versión de nómada llegó a Veracruz, donde volvió a protagonizar un incidente con un compañero, se lió con Christian Llama, quien le llegó a soltar una cachetada.

Aunque parecía poco probable, llegó a vestir la playera de Chivas, donde tampoco logró ser el jugador que esperaba la dirigencia tapatía. En su momento dijo que el entrenador interino, Ramón Morales, era un “proyecto de entrenador”. Fue relegado a la tercera división y Jorge Vergara señaló que “no comulgaba con la cultura del equipo”.

Llegó a Celaya, un club en el que tenía inversión su agente, Guillermo Lara, un jugador que se proyectaba como un tipo que podía marcar época recalaba en el circuito de ascenso hasta que Toluca lo fue a buscar.

Suinaga relata que “Ángel fue otro de los jugadores con el que hablamos, además de que Hernán lo conocía por su paso en Veracruz, ahí tiene mucho mérito Hernán, que habló con él y Ángel ha asumido perfectamente su rol, sabe la institución en la que está. Un aspecto clave es que él quería seguir siendo jugador de Primera División y cuando le ofrecimos esa posibilidad la aceptó”.

LUIS QUIÑONES

El futbolista colombiano tiene el desequilibrio como carta de presentación. Ha pasado por tres equipos de la Liga Mx, Pumas, Tigres y Lobos BUAP, sin consolidarse, aunque sí ha mostrado condiciones que resaltan su juego.

En su natal Colombia, Quiñones tuvo problemas en Independiente de Santa Fe por abandonar la concentración para irse a ingerir bebidas alcohólicas.

Hubo otros problemas en su país en los que llegó a ofender en redes sociales a aficionados de su propio club. Si bien en México no había presentado mayores conflictos, había muchos rumores de que es un jugador al que le gusta la fiesta.

Tras un buen torneo con Pumas, Tigres decidió que llegara a sus filas para aumentar la competencia interna, pero no tuvo la cantidad de minutos que él deseaba, y el club felino decidió buscarle acomodo porque no había cabida para él.

Fue cedido a Lobos BUAP hace un año y ahí regresó ese jugador que tuvo sus situaciones de conflicto. Su estancia en el cuadro poblano fue muy pobre, apenas jugó cinco partidos y cuando estaba lesionado incurrió en actos de indisciplina.

“La directiva del club Lobos BUAP informa que el jugador ha sido dado de baja de forma definitiva del club Lobos BUAP ya que durante su periodo de rehabilitación incurrió en repetidas indisciplinas, las cuales para la institución son inadmisibles”, anunció el conjunto poblano en septiembre del año pasado.

Pero Toluca lo revivió. “Con Luis pasó algo similar, tocamos un aspecto de revancha, es un buen tipo, que tiene un juego desequilibrante y aquí lo ha mostrado, está comprometido con el club y ha mostrado sus condiciones, estamos contentos de que ha mostrado el futbol que pretendíamos de él”, dijo Suinaga.

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: