19/11/2017

El sacrificio, sello de Bruno Marioni

Lunes pasado

El sacrificio, sello de Bruno Marioni

Entrevista a Bruno Marioni, director técnico de Venados de Mérida.

Entrevista a Bruno Marioni, director técnico de Venados de Mérida.

Por muchos es sabida la calidad que Bruno Marioni ostentaba como referente del área enemiga, como un verdadero killer y goleador. Por los distintos equipos que pasó, sobre todo en México, dejó en claro que los recursos para rematar parecían ilimitados; con Pumas y Toluca, en específico, consiguió que sus tantos lo colocaran como monarca anotador… Sin embargo, la imagen del ariete argentino también era sinónimo de un constante sacrificio defensivo, de instrucciones para sus compañeros, para que estos se ordenaran, así como disciplina táctica, valores que hoy tienen a los Venados de Mérida, equipo al que dirige, en su primera Liguilla en el Ascenso Mx.

"Trato de que mi equipo transmita esa agresividad, ese coraje y garra para ofender y recuperar la pelota; me identifico con mis futbolistas cuando se entregan al máximo, más allá del resultado. Esos son valores que creo que he podido replicarles en la actualidad. La Liga de Ascenso es muy compleja, tiene muchos caminos y es sencillo tropezarte. Nosotros nos hemos sabido reponer de vicisitudes. Tanto cuerpo técnico como jugadores hemos conseguido un buen binomio, un entendimiento importante y espero que esto nos siga llevando a mejores escenarios", detalló Bruno para La Afición.   

Con una franquicia prácticamente nueva, que a partir del Apertura 2015 cambió de manos, asumiendo Rodolfo Rosas Carrillo como nuevo propietario, el mérito de Marioni y sus pupilos no es pequeño, toda vez que esta será la primera fase final a la que tengan derecho por competir. El camino no fue sencillo y menos rápido, a Bruno le tomó poco más de un semestre para que su plantilla estuviera a la altura de que se necesitaba y como él mismo asegura, para que se conocieran al máximo; los buenos resultados redituaron en 23 unidades, que los colocaron en el séptimo peldaño.

"Estoy muy contento, no tengo otro sentimiento para la actual situación del equipo. Soy feliz con lo que conseguimos hasta ahora. Es un premio de todos y en mayor medida de los jugadores, que han hecho un esfuerzo importante; considero que nuestra mayor fortaleza es el trabajo, la constancia, el compromiso y la buena actitud proactiva hasta en los momentos más complejos. Tenemos cosas por corregir, pero esas las tendrán que encontrar los rivales. Soy consciente de que tengo un gran equipo", señaló vía telefónica.

La clasificación de los llamados Venados se consagró en los últimos seis encuentros de la fase regular: cuatro triunfos, un empate y un descalabro fueron el impulso suficiente (13 puntos), para que los pupilos del Barullo sellaran su boleto; en este lapso de compromisos, los de Mérida dieron muestra su mayor fortaleza: la localía. En la cancha del Carlos Iturralde sumaron tres triunfos, imponiéndose a rivales de peso, incluso, a Juárez (3-1), sinodal con el que ahora se verán las caras en los Cuartos de Final del Apertura 2017. Motivados como el que más, para este escuadrón los límites no existen.

"Juárez es un equipo muy importante en esta división, un club que pelea por campeonatos, que siempre está en la Liguilla y que además tiene un gran plantel y un buen entrenador (Miguel Fuentes), pero confío en los muchachos, en que completaremos la llave con resultados favorables para nosotros. Es una prueba muy dura. El haberles ganado en casa hace poco, nos da confianza, nos llena de motivación para pensar que el triunfo es posible. La gente de Mérida se ha metido de lleno con el equipo y eso es inmejorable; el equipo se crece con el apoyo de la afición".

TIENE UN HEREDERO

Así como en su primer torneo en México, como jugador de Pumas, Marioni fue solución y referencia, Mérida cuenta con los servicios y festejos de Luciano Nequecaur, un futbolista espigado (1.92), de 25 años que en su estreno en el Ascenso disputó 14 compromisos, arrancando lento, pero tomando ritmo después y colocándose entre los mejores definidores del certamen, al sumar ocho efectivos, solo detrás de Javier Orozco, con 10 y Luis Madrigal, con 12 dianas. "Es un buen muchacho, muy disciplina, que disfruta del juego y sabe cómo aportarle al equipo; en poco tiempo nos ha ayudado mucho", revela el ahora timonel.

Con su goleador encendido, un estratega que se ha acoplado a su equipo y viceversa, Mérida intentará hacer historia y los números le benefician. La diferencia es mínima con los otros siete clasificados a la Liguilla; Venados y su cosecha de 23 unidades apenas superaron a Correcaminos, el octavo lugar, con un punto, pero también hay que destacar que se quedaron a cinco del líder absoluto de la competencia: un Celaya que basó su juego en el equilibrio de su defensa, consagrándose no solo como el mandamás de la tabla, sino que de igual forma como la zaga más estable, con nueve tantos recibidos.  

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: