25/05/2017

Liverpool gana el derbi

Hace 5 meses

Liverpool gana el derbi

Matador. Un gol del senegalés Sadio Mané le dio el triunfo al Liverpool sobre el Everton, siguiendo la estela del flamante líder de la Premier, el Chelsea.

Matador. Un gol del senegalés Sadio Mané le dio el triunfo al Liverpool sobre el Everton, siguiendo la estela del flamante líder de la Premier, el Chelsea.

El Liverpool (2º) se llevó con justicia ayer el derbi de la ciudad del norte de Inglaterra ante el Everton (9º) con un gol del internacional senegalés Sadio Mané en el alargue y mantiene la estela del líder Chelsea (1º).

En el partido que puso el broche a la 17ª fecha del campeonato inglés, los hombres de Jurgen Klopp sumaron su segundo triunfo consecutivo, y adelantaron en la tabla al Mánchester City de Guardiola (3º), al que superan por un punto. Al Liverpool solo le servía la victoria para no ver abrir al Chelsea un hueco significativo luego de que los hombres de Antonio Conte se impusiesen el sábado al Crystal Palace.

Cuando todos daban por hecho un nuevo empate en Goodison Park, como acabaron los últimos cuatro derbis en la cancha del Everton, Mané fue el más vivo para adelantarse a la zaga local y empujar a la red un rechace del poste a disparo de Daniel Sturridge (90+4).

El Everton, que había ganado al Arsenal la fecha anterior, dio muestra de su irregularidad esta temporada y se quedó a 10 puntos de los puestos ‘europeos’. En el 227º derbi del Merseyside, como se conoce el derbi de Liverpool, ambos equipos ofrecieron un bonito espectáculo pese a la ausencia de goles, gracias al ritmo intenso que desplegaron ambas escuadras, por lo demás bastante talentosas.

“Un partido inglés” 

Fue “un auténtico partido inglés”, como lo definió el comentarista de la BBC. El Everton se mostró más adaptado al ritmo frenético. Los ‘Toffees’ de Ronald Koeman se acercaban con mayor peligro en la primera mitad, aunque sin llegar a crear claras ocasiones.

“El plan del Everton era un futbol salvaje”, reaccionó Klopp en la cadena SkySports. “Nos hicieron correr por todo el campo, fue duro de jugar (...) Estuvo mejor la segunda mitad. Habríamos podido marcar antes, pero al final da igual. (...) Fue una batalla y estábamos preparados para esto”.

Pero luego de la reanudación el Liverpool bajó el cuero al tapete y comenzaron a inquietar la meta local. La mejor ocasión llegó cuando el brasileño Roberto Firmino remató solo, aunque el balón fue desviado por el arquero holandés Martin Sketellenburg (49).

En el siguiente cara a cara entre el brasileño y el holandés, este salió peor parado, viéndose obligado a abandonar el terreno de juego por lesión. Su sustituto fue el español Joel Robles, que desbarató otro intento del brasileño en el 81.

Aunque fue el inglés Sturridge el que marcó la diferencia luego de haber saltado desde el banco. Cuando ninguno daba por bueno el empate, pero todos creían que no se movería el marcador inicial. “Las sustituciones del Liverpool tuvieron una gran influencia en el resultado final”, sentenció Koeman. La próxima fecha de la Premier League se disputará el 26 de diciembre en el tradicional ‘Boxing Day’.

Ver noticia en Trending

Temas Relacionados: