23/10/2017

Los pilotos, la fortaleza de Toro Rosso

Hace 7 meses

Los pilotos, la fortaleza de Toro Rosso

La escudería Rtoro Rosso impulsa a los pilotos jóvenes para que logren tener presencia en la Fórmula 1; Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo, sin sus máximos exponentes de este año. 

La escudería Rtoro Rosso impulsa a los pilotos jóvenes para que logren tener presencia en la Fórmula 1; Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo, sin sus máximos exponentes de este año. 

A lo largo de su historia, la escudería Toro Rosso ha servido como un laboratorio para el cuadro principal, Red Bull. El equipo funciona para que pilotos jóvenes ganen kilómetros en Fórmula Uno, y los que logren los mejores resultados den el salto a la matriz.

Así ha ocurrido con Sebastian Vettel, Daniel Ricciardo, y el año anterior con Max Verstappen, jóvenes talentos que han explotado en la máxima categoría, al tener un auto más competitivo.

No obstante, ese talento también puede ser aprovechado por Toro Rosso, al menos mientras los conductores encuentran un mejor destino. Por eso sorprendió que fuera uno de los primeros equipos en anunciar a su alineación para 2017, al conservar a los conductores con los que cerró la campaña anterior.

La nueva joya es el español Carlos Sainz. Sin posibilidades de ir a Red Bull porque están Ricciardo y Verstappen, su nombre sonó para Ferrari y Renault, pero Toro Rosso se apresuró a renovarlo.

A pesar de no tener el mejor auto, el español brilló en 2016, cuando tuvo 28 puntos más que en su temporada de novato; se ubicó en el top 10 sobre todo a mitad de campaña, y en el cierre, cuando el coche parecía no responder, ofreció lecciones en los Grandes Premios de Estados Unidos y de Brasil, al terminar con un par de sextos lugares para recordar.

El 2017 debe ser su año de confirmación. Sainz ansía dar el salto a un equipo grande y solo la regularidad lo podría colocar en un mejor asiento en el Gran Circo.

Su compañero será otra vez Daniil Kvyat. El ruso emprendió el camino habitual y tras brillar con Toro Rosso aterrizó en Red Bull para la temporada 2015, con un aceptable séptimo lugar en el campeonato de pilotos.

Pero en 2016, tras subir al podio en China, en el Gran Premio de casa tuvo un conflicto en la pista con Vettel, y ese incidente, sumado al empuje de Verstappen en Toro Rosso, provocó que Daniil fuera enviado de vuelta a la segunda escuadra de la empresa, para la quinta carrera del año.

El joven recibió el golpe y sumó apenas un par de puntos con su nueva escudería, pero en Singapur rescató un noveno lugar que le devolvió la motivación.

Un mes después fue confirmado para la temporada 2017, a pesar de los rumores que dejaría la máxima categoría.

El ruso tendrá una campaña de revancha y como Sainz, aspira a dar el salto a otro equipo para el 2018 y demostrar que Red Bull se equivocó con él.

Tras un 2016 con motores Ferrari, Toro Rosso volverá a tener plantas de poder de Renault, con cierto riesgo por tratarse de una temporada con cambio de reglas.

En Barcelona, Sainz fue el séptimo más rápido, por delante de Ricciardo y de los Force India, pero el automóvil fue el segundo con menos vueltas completas, solo por arriba de McLaren; el chasis, como cada año, será una garantía, gracias a los diseños espectaculares de James Key.

Los resultados de Toro Rosso, que aspira a subir algunos lugares en el campeonato de constructores, llegarán en las manos de dos jóvenes conductores que buscan irse pronto del equipo, para confirmar su talento con un monoplaza más competitivo.

Consigue tus boletos para la Fórmula 1

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: