21/01/2018

Bernardi marcó la cancha y despertó polémica

El pasado Martes 09

Bernardi marcó la cancha y despertó polémica

,deportes,turf,para ver,Turf,Para ver,edicion-impresa

,deportes,turf,para ver,Turf,Para ver,edicion-impresa

Lucas Bernardi se hizo cargo. Por primera vez habló cara a cara con algunos jugadores del plantel y les aclaró que en este 2018 arrancarán desde detrás. O muy relegados, en algunos casos. De alguna manera blanqueó una idea que hace rato se está masticando en el Country pero que nadie se atrevía a dar el primer paso. La necesidad por sumar nuevos refuerzos y generar un recambio en el plantel lo empujó a ser el malo de la película. Concretamente, Bernardi les dijo a Mariano Pavone, Israel Damonte, Lucas Melano, Gastón Gil Romero y Christian Alemán que no están en la primera línea de combate. En pocas palabras: arrancarán el torneo y la copa Libertadores en el banco o en la platea a la espera de una oportunidad.

Lo curioso del caso es que tres de esos cinco jugadores llegaron en el último mercado de pases, hace apenas seis meses, otro renovó contrato en junio pasado (también hace seis meses) y el restante acaba de regresar de un préstamo. ¿Hace falta seguir diciendo que la política de incorporaciones de junio/julio de 2017 fue pésima?

La decisión de comunicarles ésto a cada uno de los jugadores fue consensuada entre el cuerpo técnico y la dirigencia. No existe manera que sea sólo una idea que pretende llevar adelante Lucas Bernardi, muy nuevo en el club y sin espaldas todavía para semejante medida, que no está en discusión pueda ser acertada o no.

Entonces será cuestión de esperar las próximas horas para saber cuáles de los cinco jugadores mencionados decide marcharse de Estudiantes, en búsqueda de nuevos horizontes y mejores posibilidades. En parte, y teniendo en cuenta el contexto por el cual atraviesa el equipo, será una buena noticia para la dirigencia, que necesita liberar contratos altos para poder traer refuerzos, renovar el plantel y sacarle una sonrisa al técnico.

Sin el préstamo por el estadio, la dirigencia tuvo que utilizar dinero ordinario en el armado del plantel. Primero llegó Gastón Giménez y ahora los cañones apuntan a Andrés Chávez o Jonatan Cristaldo para la delantera, y Andrés Noguera como marcador central. Por eso la dirigencia ve con buenos ojos liberar algún contrato.

Caso por caso

De las cinco decisiones del técnico, lejos la más cuestionada en las redes sociales fue la de Mariano Pavone. Los hinchas mostraron su sorpresa y cierto fastidio con la postura de relegar al Tanque, un jugador formado en el Club, goleador en el equipo campeón 2006 y cuyo regreso despertó muchas expectativas.

Varios hinchas estallaron contra el DT y otros le pidieron a la dirigencia que revea la situación, porque es un año de copa Libertadores y su presencia puede ser importante. Lo concreto es que la decisión no sorprende teniendo en cuenta el poco lugar que tuvo Pavone en el tramo final del torneo y el esquema que utiliza Lucas Bernardi, sin un delantero de área. Eso sí, no deja de sorprender que en su consideración Juan Otero aparezca antes que el Tanque.

El presidente de Lanús, Nicolás Russo, reconoció ayer que fue ofrecido. También sonó su nombre en Argentinos Juniors y hasta en Temperley.

Lo de Israel Damonte despertó todo tipo de comentarios, algunos a favor de la medida y otros en contra. Pero sorprendió la postura de ponerlo detrás de Bautista Cascini, cuando el año pasado ni siquiera lo llevó a las concentraciones. El jugador manifestó semanas atrás que no quería irse de Estudiantes.

En diciembre se lo vinculó con Nacional de Uruguay, dada su amistad con el Cacique Medida, el actual entrenador. Luego el propio jugador le bajó los decibeles. ¿Seguirá con la misma postura ahora?

Lucas Melano fue otro jugador que llegó en el mercado pasado. Sin lugar en Belgrano, pero con contrato de la MLS, encontró lugar en el Pincha. Siempre fue una debilidad de Juan Sebastián Verón. No mostró mucho, primero con Matosas y luego con Bernardi, que ahora le avisó que será alternativa de Pablo Lugüercio y Juan Otero, lo mismo que con Pavone. Tiene contrato hasta junio de 2018, pero si la representación le consigue otro club podría marcharse.

El caso Christian Alemán es un secreto a voces, incluso desde antes que llegase Bernardi: no será tenido en cuenta. No se adapta al fútbol argentino y tuvo demasiados problemas físicos. Ya en diciembre se mencionaba a Esporte Bahía y Palmeiras como posibles lugares de destino. Llegó procedente de Barcelona de Ecuador hace poco más de seis meses como una propuesta a futuro, pero con un alto contrato. En sus primeros partidos, cuando el técnico era Gustavo Matosas, mostró cosas interesantes. Luego desapareció y hace rato integra la lista de los “prescindibles”.

La noticia se conoció ayer, pero la viene masticando la dirigencia hace varias semanas

De inmediato el nombre de Pavone se instaló en Lanús, Temperley y Argentinos Juniors

 

 

Ver noticia en Trending

Temas Relacionados: