18/10/2017

Dinero no, nocaut sí: Chávez Jr. vs. Canelo

Hace 7 meses

Dinero no, nocaut sí: Chávez Jr. vs. Canelo

Julio César Chávez Jr. aseguró que en la pelea contra el Canelo Álvarez está en juego el orgullo y no solo una gran bolsa, e intentará ganarle y noquearlo para demostrarle que no es el sucesor de su papá

Julio César Chávez Jr. aseguró que en la pelea contra el Canelo Álvarez está en juego el orgullo y no solo una gran bolsa, e intentará ganarle y noquearlo para demostrarle que no es el sucesor de su papá

Julio César Chávez Jr. reconoce que ante Saúl Álvarez están sobre la línea el orgullo y el apellido y no solo una gran bolsa y para poder imponerse en el desafío, su preparación tendrá que ser como ninguna antes la había realizado.

A 51 días de la fecha del combate, el hijo de la leyenda se mantiene a merced del frío en las montañas de Temoaya, Estado de México, en donde entrena de cara a la pelea del 6 de mayo en Las Vegas, Nevada.

"Tienen razón los que dicen en su pronóstico que si me preparo bien podré vencer a Canelo. Es verdad, si lo hago de la manera correcta no habrá forma en la que me gane", sentenció el sinaloense, quien aseguró que su motor no es el "dinero, pues eso no me interesa. Lo que quiero es noquearlo. Ganarle. Hacer que pague lo que le ha hecho a los demás, pues por primera vez tendrá una pelea de verdad", abundó.

Con el amor por el boxeo renovado -pues reconoce que en cierto punto de su carrera perdió la fe en lo que podía hacer arriba del ring- Chávez Carrasco buscará hacer su regreso oficial a las grandes ligas, peleándole a aquel que sostiene ser el mejor peleador mexicano del momento.

"Quiero quitar esas dudas de quién es el mejor. Él no será nunca Julio César Chávez y está bien que se dé esta rivalidad. Me motiva, darle a la gente lo que busca: un boxeador real y no personas falsas que aparentan lo que no son", abundó.

Admitir que se equivocó no fue sencillo, pero fue necesario, pues ahora a la distancia Julio voltea a sus últimas peleas y califica sus actuaciones ante Sergio Martínez, Brian Vera y Andrzej Fonfara como contiendas en las que no hizo lo que debiera, y ve indicativos de qué es lo que no debe hacer ahora que quiere recobrar el camino.

"Después de Martínez sí perdí el hambre, dejé de pensar en querer ser el mejor del mundo. Pelee por pelear y el mismo boxeo me volvió a meter en el carril, me volvió a enamorar. Ahora veo esta pelea como una recompensa, un premio a que nunca le rehuí a nadie, nunca di un paso atrás en mis peleas y la aprovecharé para seguir haciéndolo", compartió.

-¿Por qué durante la gira de promoción no te enganchaste con las amenazas o con la forma en la que Canelo te habló?

"Yo ya tengo un hermano menor, mi hermano Omar, ya los conozco y sé cómo pueden ser. Él me echó en cara que ganará cuatro veces más que yo y yo no me baso en el dinero, eso viene solo. Ya en el pasado mi carrera estuvo con muchos altibajos, he pasado por mucho y no hay nada que me pueda asustar o que no me haya pasado. Creo que las palabras no sirven de nada y pierde la batalla el que no acepta su realidad. Si él (Canelo) se molestó porque le dije las cosas como yo las veo, pues que me disculpe, yo no le puedo decir a él lo que él quiere escuchar".

Al hablar de Canelo, Chávez Carrasco muestra respeto por el buen boxeador en el que se ha convertido el tapatío, pero aseguró que tarde o temprano "las realidades le caerán encima", pues cree que el campeón de 26 años de edad, vive en un estado distorsionado.

"La vida siempre te hace ver dónde estás parado. Creo que él vive engañado, por más bueno que seas hay que aceptar la verdad. En mi caso, el cambio que siento ahora en mí viene de esas palabras duras, de las críticas que nunca se irán. Después de escuchar mis verdades, las agarré para tener más hambre, sentí coraje. Me dieron ganas de tapar esas bocas y para hacerlo necesito hechos y no más palabras", explicó.

Aún quedan por delante 51 días, Chávez está dispuesto a mantener la paciencia en el gimnasio, pues sabe que para vencer a Álvarez necesita muchas herramientas. El Junior sabe que una victoria inyectará vida a su carrera y de paso quiere demostrar que con el apellido Chávez, no se juega.

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: