19/10/2018

Descartan operación para Óscar Valdez

Hace 7 meses

Descartan operación para Óscar Valdez

El boxeador mexicano Óscar Valdez se sometió a revisión de un médico especialista tras la fractura de mandíbula sufrida ante el inglés Scott Quigg

El boxeador mexicano Óscar Valdez se sometió a revisión de un médico especialista tras la fractura de mandíbula sufrida ante el inglés Scott Quigg

Una mandíbula rota no fue impedimento para el mexicano Óscar Valdez para demostrar su valía como peleador y como monarca mundial, pero ahora el camino a la recuperación puede no ser tan tardado ahora que se confirmó la fractura, pero se descartó la operación para corregir el maxilar inferior.

Al termino de la contienda ante el inglés Scott Quigg, en la que mantuvo la corona pluma de la Organización Mundial de Boxeo, el sonorense fue trasladado al hospital de la UCLA, por su cercanía con el StubHub Center; pero a falta de especialistas disponibles, fue trasladado a Los Ángeles al Cedars Sinai Medical Center para que lo revisaran a detalle.

Consiente y sin necesidad de ser sedado, Valdez Fierro aguardó a la llegada del cirujano dental, Douglas Galen, para ser examinado y así confirmar la fractura que sufrió durante el quinto episodio, y al evaluarlo fue dado de alta con la consigna de regresar hoy para acomodar la mandíbula con unas grapas para fijar el hueso, con una operación menor que se realizará en el consultorio, y determinar el tiempo de recuperación.

"Quiero agradecer a la gente por tantas muestras de apoyo y felicitaciones, así como los que aguantaron, a pesar de la lluvia, en el lugar. Confío en que el especialista que eligió Fran Espinoza (su manejador) y mi padre. Espero recuperarme pronto. La lesión si es una fractura pero no es tan grave como se pensó. Será solo cuestión de tiempo para que pueda regresar a entrenar", declaró el peleador mexicano quien expuso por cuarta ocasión la diadema pluma de la OMB.

Valdez sostuvo un encuentro a 12 rollos ante un peleador que lo superó la noche de la pelea por poco más de tres kilogramos y las señales de la batalla, al final del duelo eran innegables, mientras el mexicano no pudo remover su protector dental los últimos rounds debido al desplazamiento de la mandíbula; Quigg sangraba profusamente debido a una fractura de nariz, además de tener un profundo tajo sobre el ojo izquierdo que no dejó gotear.

El mexicano que mejoró su foja a 24-0 con 19 nocauts y de paso demostró superioridad boxística a pesar de las desventajas físicas, aseguró estar muy entusiasmado por haber otorgado a los fanáticos una pelea competitiva y emocionante, asegurando que por ahora se enfocará en la recuperación para volver a los cuadriláteros lo más pronto posible.

Ver noticia en Laaficion.milenio.com

Temas Relacionados: