17/10/2017

El Bayern enseña al Valencia lo que es el nivel Champions

Sábado 18 de Julio del 2015

El Bayern enseña al Valencia lo que es el nivel Champions

Dos goles de Muller, otro de Thiago y, por último, el tanto de Lewandowski dejaron en nada el gol de Rodrigo, en el primer amistoso del Valencia.

Dos goles de Muller, otro de Thiago y, por último, el tanto de Lewandowski dejaron en nada el gol de Rodrigo, en el primer amistoso del Valencia.

El Valencia se dio de bruces con el nivel Champions. El Bayern le demostró en un amistoso al equipo che y a Peter Lim, que estaba en el palco, lo que es la competición más importante de Europa. Fueron cuatro, pero pudieron ser más en una segunda parte en la que los alemanes pasaron por encima de un equipo cansado y mareado por tanta prueba con el sistema. La coartada de Nuno es que la pretemporada es precisamente para eso

El regusto de estar jugando un ensayo de la Champions sin riesgo le duró poco al Valencia. Gayà se lesionó y en medio de la incertidumbre, mientras Piatti calentaba para salir, Lahm aprovechó el hueco que había dejado el de Pedreguer para cabalgar por la banda derecha y dar el pase de la muerte a Muller. La Champions castiga estos deslices. Y el Bayern más.

El Valencia se recompuso del golpe con personalidad. Nuno, valiente, no varió el 3-5-2 con el que está probando esta pretemporada y colocó a Piatti, en banda izquierda, como carrilero, pese a que su capacidad defensiva es menor de la de Gayà. Y el panorama no varió demasiado: los tres centrales haciendo aguas y en ataque creando peligro a la contra.

Así llegó otra clara oportunidad del Bayern. Douglas, un tormento en banda izquierda, superó a Vezo y su pase de la muerte lo empaló a la perfección Thiago. Pero el balón del internacional español se estrelló en el poste.

En los últimos 20 minutos de la primera mitad se vio la mejor versión del Valencia. El empate llegó tras una buena jugada personal de De Paul, que centró medido a la cabeza de Rodrigo. Y el hispano-brasileño la mandó a la red. Y estuvo a punto de ponerse por delante el Valencia. En una contra bien llevada por Piatti, el balón quedó en los pies de Santi Mina. Pero Ulreich detuvo el derechazo del nuevo fichaje ché.

Y cuando parecía que los de Nuno se iban al descanso satisfechos, el nivel de un jugador top como Lahm volvió a enseñarle al Valencia y a Lim lo que es la Champions. Pase filtrado y preciso del supuesto lateral (juega de todo) y nuevo gol de Muller.

Tras el descanso, Nuno lo sacó todo (excepto Alcácer, que entró después) y curiosamente el grupo se desdibujó de tal manera que el 4-1 final se quedó corto.

Mustafi, en el centro de la zaga, no pudo arreglar lo que ya era un desaguisado y los goles bávaros fueron cayendo como fruta madura. Primero Thiago, que no quiso ser menos que su ‘primo’ Rodrigo, y remató a la red un centro de Douglas que previamente había desnudado a Vezo. El cuarto lo marcó Lewandowski con una jugada y golpeo marca de la casa que entró por la escuadra.

Temas Relacionados: