26/03/2019

El señor sin los anillos

Hace un mes

El señor sin los anillos

Kareem Abdul-Jabbar dio una lección de vida: se desprendió de 4 anillos de campeón. La leyenda eligió ayudar a los niños.

Kareem Abdul-Jabbar dio una lección de vida: se desprendió de 4 anillos de campeón. La leyenda eligió ayudar a los niños.

Las leyendas pueden perdurar en el tiempo, sobre todo cuando se trata de hacer obras de beneficencia que favorezcan a los más chicos. Este es el caso de Kareem Abdul-Jabbar, que no dudó en poner a la venta un lote de sus recuerdos más preciados para poder ayudar a que los niños de la comunidad. El seis veces campeón de la NBA decidió subastar los anillos de campeón de los años 80, 85, 87 y 88, además de la pelota del título 1989, camisetas, uniformes completos, trofeos e incluso las llaves de las ciudades que recibió como homenaje.

“Mi fundación sirve para ayudar a aquellos que más lo necesitan y en esta oportunidad existía una posibilidad de poder ser útil para un grupo de niños. Skyhook (nombre la entidad que administra el ex NBA) será la encargada de distribuir todos los fondos que se obtengan de la subasta para beneficiar a los chicos en el aprendizaje de las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas”, aseguró el seis veces campeón de la NBA con los Lakers (5) y Milwaukee. Pero además, la ex estrella de 71 años sostuvo: “Cuando me siento a mirar todo lo que conseguí en mi carrera y en mi vida en general, siempre pienso que en lugar de seguir celebrando lo que conseguí hace tantos años sería mejor devolverle algo a la gente. Por eso elegí sacar varios objetos de una habitación, porque prefiero mirar la cara entusiasmada de los niños al recibir la ayuda y disfrutar junto con ellos de lo que puedan llegar a hacer en el futuro”.

Lejos de usar sus recuerdos como fuente de ingresos, Kareem mantiene una vida activa y expresó en muchas oportunidades que no tiene problemas financieros. El martes por la tarde dio inicio la subasta a través de Golden Auctions, con una base de 60.000 dólares. Los primeros anillos que se pusieron en disponibilidad ya alcanzaron los 95.000, mientras que su trofeo de MVP 1975/76 toca los 47.000 y la pelota, 85.000.

Lo cierto es que, a la hora de hablar de ser solidarios, Abdul-Jabbar siempre está dispuesto a usar su skyhook, o gancho cielo, para darle una mano a los más necesitados. A Kareem no se le caen los anillos.

Ver noticia en Olé

Temas Relacionados: