16/10/2018

En las finales de la NBA no pudieron arrebatarle un récord a Manu Ginóbili

Hace 4 meses

En las finales de la NBA no pudieron arrebatarle un récord a Manu Ginóbili

Shaun Livingston, de los Warriors, estuvo a solo un tiro de alcanzar un logro que el bahiense consiguió en los partidos definitorios de 2005 ante Detroit. Aún con San Antonio eliminado en primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste, Emanuel Ginóbili y sus notables números siguen dando que hablar en la

Shaun Livingston, de los Warriors, estuvo a solo un tiro de alcanzar un logro que el bahiense consiguió en los partidos definitorios de 2005 ante Detroit. Aún con San Antonio eliminado en primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste, Emanuel Ginóbili y sus notables números siguen dando que hablar en la

Aún con San Antonio eliminado en primera ronda de los playoffs de la Conferencia Oeste, Emanuel Ginóbili y sus notables números siguen dando que hablar en la recta final de esta temporada de la NBA. Esta noche, el récord del jugador con mayor cantidad de tiros consecutivos encestados (12) en una serie final que el argentino consiguió en 2005 estuvo cerca de cambiar de dueño, pero un ex compañero le dio una mano y el bahiense seguirá con el honor.

Shaun Livingston, el hombre que puso en jaque el récord de Ginóbili, intenta robarle la pelota a Lebron James durante el tercer juego de la final entre Warriors y Cavs. Jason Miller/Getty Images/AFP

Shaun Livingston, el hombre que puso en jaque el récord de Ginóbili, intenta robarle la pelota a Lebron James durante el tercer juego de la final entre Warriors y Cavs. Jason Miller/Getty Images/AFP

Shaun Livingston, uno de los jugadores suplentes de Golden State, casi alcanza a Manu. Acostumbrado a ingresar desde la banca cuando toca darle descanso a las grandes figuras de su equipo, el base-escolta de 32 años completó los dos primeros partidos de la llave ante Cleveland con 9 de 9 en tiros de campo.

El norteamericano también comenzó con el pie derecho el tercer juego (finalizó con victoria para los Warriors por 110 a 102), encestando sus dos primeros lanzamientos. Pero cuando el récord de Manu estaba a solo un tiro de ser igualado, un tapón de George Hill, un ex Spurs, fulminó el intento de Livingston.

Mirá también

El mundo de la NBA vuelve a darle la espalda a Donald Trump

En aquellas finales de 2005, Ginóbili promedió 18,7 puntos por partido y fue serio candidato a quedarse con el premio al jugador más valioso, que finalmente fue para Tim Duncan. "Cualquiera de los dos podría haberlo ganado, pero a ninguno le importó porque para ellos esos logros individuales son irrelevantes", declaró el entrenador Greg Popovich meses después, durante una visita a nuestro país luego de celebrar aquel título conseguido.



Ver noticia en Trending

Temas Relacionados: