23/02/2019

Ilusión de fierro

Hace un mes

Ilusión de fierro

Conocé la historia de cuatro chicos del programa Integra Sports con Síndrome de Down que serán mundialistas.

Conocé la historia de cuatro chicos del programa Integra Sports con Síndrome de Down que serán mundialistas.

Lucas Marinelli lmarinelli@ole.com.ar

Después de ver la posibilidad de conseguir la clasificación al Mundial de natación para personas con Síndrome de Down, se pusieron manos a la obra. Con muchas ganas, comenzaron a entrenarse con la mira puesta en un evento que parecía inalcanzable, pero que poco a poco se convirtió en realidad. Agustín, Catalina, Clara y Violeta estarán en la novena edición de un torneo que los llena de ilusión. La cita se llevará a cabo del 20 al 28 de julio del próximo año en Truro, Canadá, donde la felicidad será total.

"Vimos los registros que nos mandó Smedley (NdeR: Geoffrey, uno de los dirigentes que más pelea por el establecimiento de una categoría para atletas con?Síndrome de Down en el Comité Paralímpico Internacional) y ahí notamos que Agustín Bortolotto podía tener posibilidades. Lo llevamos a competir en torneos oficiales y metió los tiempos, así que ahora se está preparando con todo. Con las chicas de nado sincronizado vimos los requisitos y también cumplen todo lo técnico que solicitan", explicó Jonatan Laspina, vicepresidente de Integra Sports, donde los chicos trabajaron y alimentaron su sueño. El objetivo parecía lejano en un comienzo, pero los jóvenes lo consiguieron con una gran dedicación y constancia. "Empezaron a entrenarse a mitad de año, cuando observamos que podíamos cumplir con los requisitos. Nunca se nos pasó por la cabeza tener un Mundial como objetivo, se fue dando y los chicos comenzaron a practicar cada vez más; primero se lo tomaron como un juego, pero después fueron comprometiéndose", agregó.

La historia de Integra Sports, una ONG para que chicos con Síndrome de Down crezcan, se integren y se desarrollen a través del deporte, con un programa que presenta distintas actividades, comenzó hace cinco años y medio en Mar del Plata. La escuela les ofrece una ayuda permanente y tiene un crecimiento constante: tras iniciarse con tres niños, ahora cuenta con cerca de 80 personas de 3 a 18 años y con la clasificación consiguió su logro más importante, una meta impensada al momento de su creación, el 12 de julio de 2012.

"En el agua hacen natación, nado sincronizado y waterpolo. Y después en el gimnasio deportivo hacen atletismo, fútbol, básquet, rugby, gimnasia artística y deportiva", detalló Laspina con respecto a las actividades realizadas. Luego de su creación el 12 de junio de 2012, es la primera vez que miembros de Integra Sports consiguen entrar a un certamen de esta magnitud.

Estas competencias surgieron por el pedido al Comité Paralímpico Internacional para que sume una categoría específica para atletas con Síndrome de Down. Con Smedley como uno de los grandes impulsores, en el máximo ente hasta aquí hicieron oídos sordos. Al respecto, Laspina señaló: "Lo hacen por una cuestión económica nada más. Y tampoco tienen cómo argumentarlo, porque ahora se está demostrando que hay buen nivel en todo el mundo, que hay deportistas en todos los continentes y que se reúnen los requisitos. Los deportistas con Síndrome de Down tienen desventaja no sólo a nivel cognitivo sino también a nivel físico. Les es muy complejo conseguir las marcas que tienen otros deportistas con discapacidad intelectual".

La ausencia en el programa del CPI conlleva consecuencias económicas para Integra Sports, ya que no recibe ningún tipo de apoyo financiero. Por eso, está en la búsqueda de fondos para pagar el viaje a Canadá en 2018, así como la indumentaria para toda la delegación (los ateltas más tres profesores).

Mientras el dinero genera una preocupación y un dolor de cabeza, la ilusión de los chicos y de toda la organización es impagable.

Ver noticia en Olé

Temas Relacionados: