17/11/2018

Running

Hace un mes

Running

Esta lesión es muy común en los corredores y por ello te explicamos todo lo que tienes que saber para prevenirla.

Esta lesión es muy común en los corredores y por ello te explicamos todo lo que tienes que saber para prevenirla.

¿Has sentido algún dolor en la parte inferior del talón o la planta del pie mientras corres? Pues tal vez hayas desarrollado fascitis plantar, una enfermedad muy común entre los corredores.

Esta se origina por la inflamación del tejido grueso que cubre la planta del pie (desde la zona de los dedos hasta el talón), debido a la sobrecarga que se produce en esta zona al correr o caminar.

Quienes están más propensos a padecerla son las personas con:
1. Problemas en el arco del pie.
2. Las que corren largas distancias (cuesta abajo o en superficies desiguales).
3. Las que tienen tenso el tendón de Aquiles.

¿Cómo se previene?
Para Fernando Gilardi, licenciado en terapia física de la Clínica de Rehabilitación Deportiva Kinephy, podemos disminuir el riesgo de su aparición con un análisis biomecánico, así como con uno de movimiento articular. Estos datos no solo servirán para corregir la técnica de nuestra carrera, sino también para disminuir las probabilidades de que aparezcan lesiones por sobrecarga de fascitis.

“Es una dolor que también puede verse influido por usar un modelo nuevo de zapatillas, así como por alguna modificación repentina en nuestra pisada o cuando iniciamos un tipo de entrenamiento diferente, tales como: series, cuestas, velocidad, entre otros factores”, apuntó Alejandro Pinedo, maratonista y experto en temas de running.

Algunas precauciones que podemos tener para evitar su aparición son: incluir en las sesiones de entrenamiento, estiramientos con el antepié, utilizar zapatillas de acuerdo a nuestro tipo de pisada (pronador, supinador o neutro).

Se recomienda emplear plantillas correctoras si padecemos problemas de pisada

Tratamiento temprano
Gilardi explicó que, si la dolencia ya se generó, lo mejor es abordarla con fisioterapia para disminuir la inflamación, quitando la tensión muscular y facial con terapia física, manual y elongación. Añadió que se debe corregir la marcha y recuperar el equilibrio de los músculos, para evitar que se sobrecarguen determinadas zonas.

El experto en temas de rehabilitación para deportistas agregó que “la onda de choque, la MEP (microelectrolisis pecutanea) y la radiofrecuencia son tecnologías que ayudan a la recuperación.

Si tienes esta lesión, trátala a tiempo para correr en el último desafío del 2018, el 'Entel Challenge Potencia tu Velocidad'. ¡Suma 60 km en 14 días! Inscríbete AQUÍ.

Ver noticia en El Comercio: DT

Temas Relacionados: