18/10/2018

Giovan Delgado entrena a campeona, pero no cobra

Hace 5 meses

Giovan Delgado entrena a campeona, pero no cobra

La ecuatoriana Glenda Morejón demostró, una vez más, su categoría al ser medallista de plata en 10 kilómetros en el Campeonato Mundial de Marcha, en Taicang, China, el sábado pasado.

La ecuatoriana Glenda Morejón demostró, una vez más, su categoría al ser medallista de plata en 10 kilómetros en el Campeonato Mundial de Marcha, en Taicang, China, el sábado pasado.

Quito -

La  ecuatoriana Glenda Morejón demostró, una vez más, su categoría  al ser medallista de plata en 10 kilómetros en el Campeonato Mundial de Marcha, en Taicang, China, el sábado pasado. En la misma prueba  sumó otra presea de idéntico metal por equipos con Paula Torres (undécima). Por ese éxito, más la plata de Paola Pérez, Johana Ordóñez y Magaly Bonilla en 50 km, Ecuador terminó tercero a nivel general.  La noche del lunes, durante la  escala del equipo nacional en el aeropuerto Schiphol, en  Ámsterdam, este Diario conversó con Giovan Delgado,  entrenador de la estrella  ibarreña, vía telefónica.

Entre aplausos  y vítores el  combinado tricolor arribó ayer al aeropuerto de Guayaquil.

¿La medalla de plata estaba en la planificación?
Estaba previsto que Glenda se ubique entre las cinco primeras, y si podía ganar una medalla, mucho mejor.
Lo más importante era que estuviera dentro de la élite, que no desentonara con lo que hizo en Kenia, en el Mundial sub-18, donde ganó el oro.

¿Qué faltó para vencer?
Hay que tomar en cuenta que a un mundial va lo mejor del planeta. De las que subieron
al podio en Kenia solo Glenda volvió a ganar una medalla. Eso nos deja una gran satisfacción, ya que en China incluso se peleó hasta el final por la medalla de oro con la mexicana (Alegna González, presea de oro con 45m08s). Nos faltó un poco, pero  se cumplió con la planificación.

¿Dónde se truncó el oro en Taicang, China?
El problema se dio en el último kilómetro y medio. Glenda se fue con la japonesa (Nanako Fujii, que obtuvo el bronce, 45m29s) y se desgastó. De atrás vino la mexicana 
y la energía le alcanzó para rematar. Además, ella tiene más experiencia en esta categoría. Mientras, Glenda recién participó por primera vez en un mundial en los 10 km. Tiene  futuro.
¿Qué le expresó Glenda sobre este logro?
Tranquila, muy contenta. Sabe que dio su máximo esfuerzo. 

¿Hubo prisa en el remate?
No, más bien era de haber rematado antes, cuando faltaban unos 4 km, para sacar más ventaja. En la parte final, cuando pasó a la japonesa, pensé que ganábamos el oro, pero la mexicana la alcanzó y ya no hubo tiempo.

¿Queda satisfecho con el tiempo cronometrado?
El mejor tiempo de ella es de 44m58s. En el Sudamericano impuso 46m53s. En esta Copa del  Mundo se pudo haber puesto un mejor tiempo, pero las tres primeras vueltas (cada una de 2 km) no fueron tan rápidas. Glenda mejoró tras  el Sudamericano y eso  gratifica.

¿Cómo ha cambiado la preparación de Glenda  tras nueve meses de ganar el oro en el Mundial juvenil, competencia a la que llegó casi sin apoyo, mientras que ahora cuenta con respaldo?
Ella recibe apoyo del Ministerio del Deporte y de
la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA). Sé que le dan una beca mensual de $ 579. Además le cubren todos los pasajes aéreos, alimentación, estadía y un bono deportivo cuando viaja a torneos internacionales. También le ayuda la empresa privada. En mi caso, en esta ocasión, la FEA y el Ministerio se hicieron cargo de los gastos para que  esté en el Mundial.  Fue importante  porque la ayudamos en un trabajo de recuperación para que afronte la carrera como lo hizo.

¿Recibe un sueldo por entrenar a la deportista?
De nadie. Ni de la empresa privada, ni del Ministerio, ni de la Federación. En esta ocasión se  vio conveniente que yo vaya al Mundial de China. Glenda reconoció eso como importante.  (D)

Ver noticia en El Universo

Temas Relacionados: